03 febrero 2009

Marianela Mirra en Paparazzi

"Me voy a Tucumán, no aguanto mas este ambiente" dijo Male.

La ganadora de Gran Hermano abandona su trabajo en Buenos Aires, la farándula y regresa a su tierra: "Lo que le pasó a mi papá me cambió. Quiero una vida tranquila que me encanta. No quiero formar parte nunca más del mundo de los quilombos".

"De algo estoy segura, no la quiero seguir peleando con el puterío, ni estar en el ojo de la tormenta, me harté, me cansé".

"Mi representante no es partidario de que me vuelva pero pienso en mí ... siempre me adapté a todo y la vida en Buenos Aires me dio mucho más de lo que imaginé. Fue hermoso y todas las experiencias buenas y malas me sumaron y me gratificaron. Hoy trato de ver qué es lo que quiero y cómo seguir mi vida. Y de algo estoy segura: no la quiero seguir peleando con el puterío, ni estar en el ojo de la tormenta... me harta, me cansa. Como espectadora me gusta y lo veo".

"Las grandes divas del espectáculo de la prehistoria, que siguen con el "yo, yo y yo" dan cátedra de danza, de la actuación, de la vida y de todo. Y a mí no me va. En este ambiente puede estar quien quiera y tenga ganas. Con dos dedos de frente, hacés el teje y te paseas por todos los programas. Me encantó probarlo, pero elijo terminar".

"Fui feliz, muy feliz. Pero este medio tiene muchas cosas malas. Yo vine como toda típica provinciana que aspira a ser alguien en lo artístico y no sabe en lo que se mete. Me fue bien pero el precio que hay que pagar acá es demasiado alto. No soy tan flexible como para transar en todo, no quiero que me esté guionando un productor estúpido. No me banco más esas cosas. Hay mucho gente divina en el medio, pero hay otras que es mejor perderlas que encontrarlas." Cuando le preguntan a Male a quien se refiere, ella contesta que prefiere callar...

"No critico a las que se ponen en bolas porque tambien lo hice. Pero hoy ya no quiero. Todo me sirvió pero prefiero darle un giro a mi vida."

"No creo que me extrañe el medio porque hay mucha gente dispuesta. Hace unos días me hablaron para que haga comedia musical en ShowMatch y no quise. Si tengo que volver a ponerme la camiseta me tengo que embarrar las manos otra vez y no quiero. Hoy elijo quedarme del lado de espectadora".

"Por ahora es una decisión tomada pero con el tiempo no sé. A mí no me gusta la rutina... por ahí, me pongo un tiempito las pilas, entreno bien y no seré una Valeria Archimó pero regreso y me defiendo. No sé, yo me creo capaz a todo. Soy chica todavía tengo 24 años y no miento en la edad, como muchas otras..."

"Mi vida en Tucumán va a ser tranquila. A la mañana me voy a levantar para desayunar con mis papás, meterme en la pileta, iré al gimnasio para hacer un poco de spinning, leeré alguna revista, miraré Intrusos. Una vida tranquila que me encanta y como espectadora. Me parece maravilloso el mundo de los quilombos. Pero ya no tengo ganas de formar parte de eso."

"Volvería a entrar en la Casa de Gran Hermano. Repetiría absolutamente todo lo que viví. Fueron dos años increibles en los que probé de todo y la pasé bomba. Estaba el tema de hacer teatro y de hacer tele a la medianoche pero sinceramente no tengo ganas de seguir peleando. Hoy tengo un montón de proyectos personales que me llenan internamente. Lo probé, lo viví, lo disfruté pero ahora quiero otra cosa..."
Gentileza de pachanga del bar.